El poder de la inteligencia compartida

Con la globalización y la apertura de nuevos mercados, el tema de la innovación sin duda es una de las prioridades y preocupaciones de las empresas, ya que a diferencia de lo que sucedía en el pasado, hoy existe una sobre oferta prácticamente en todo, ya sean productos o servicios, y destacar es en verdad un reto a vencer.

Desde la última mitad del siglo pasado, las compañías sobre todo en países desarrollados se han dado a la tarea de encontrar nuevas formas de innovar en el diseño y desarrollo de productos, así como en los procesos para comercializarlos.

Una de las actividades más frecuentes en este sentido es la investigación de mercados, donde se busca dar a la empresa una idea más clara de cómo se comportan los consumidores, buscando determinar lo que quieren y necesitan; y es precisamente en este punto donde nuevas herramientas pueden ayudar a ver más allá de lo que una encuesta o un focus group pueden mostrar.

Inteligencia compartida

Fue en la década de los setenta cuando se empezó a utilizar una nueva forma para generar ideas originales, incorporando a empleados, clientes, proveedores y consumidores e incluso al público. La inteligencia colectiva es la acción de incorporar de forma ordenada a múltiples personas, con la intención de obtener o generar un conocimiento.

Para entender este concepto voy a utilizar un ejemplo muy simple: si en una sala de juntas se invita a varias personas a discutir sobre un tema en específico, la intención es que en teoría al final de dicha reunión se obtengan acuerdos o un resultado concreto. La inteligencia compartida lo que busca es generar a gran escala este mismo ejercicio, pero obteniendo en verdad un resultado.

En el ejemplo anterior, la gente se encontraba concentrada en una sala donde cada integrante se puede ver a los ojos e invariablemente aparecen los líderes que buscan encaminar y adueñarse de la discusión. ¿Qué pasaría si en esa misma reunión los integrantes no se vieran a los ojos y ninguno pudiera adueñarse de la plática? En ese momento los tímidos e introvertidos podrían destacar igual que los demás y la riqueza de contenidos y aportaciones sería evidente. Y si todo lo anterior lo magnificamos y lo hacemos con cientos o miles de personas enfocadas a discutir sobre un tema en concreto, el resultado podría ser espectacular.

Desde hace unos años existe la discusión entre los expertos respecto a si la inteligencia colectiva es sinónimo de Crowd Sourcing. En mi opinión son similares pero no son lo mismo, ya que en el caso de la IC lo que se busca es obtener de forma ordenada y controlada conocimiento colectivo generado por todos los integrantes, y en el CS se busca que muchas personas se unan y aporten hacía un fin, ya sea ideas, dinero, firmas, likes, etcétera, dando prioridad al volumen sobre la segmentación. La diferencia pudiera ser tan sutil que es difícil encontrarla, pero en la práctica la IC implica toda una planeación no sólo de los temas a discutir, sino de las formas en que se va a moderar, intervenir y finalmente administrar el resultado.

Para implementar la IC en una organización hay que tener en cuenta cinco factores muy importantes:

Apertura
El primer paso y que por cierto es el más complicado tiene que ver con estar abiertos a mostrar los proyectos y la visión de la empresa hacía el futuro para permitir que la gente participe. En este punto hay que definir qué, cómo y cuándo es el momento de abrir las puertas.

Vinculación y segmentación
Es vital invitar a participar a quién realmente sabe y puede aportar algo de valor sobre el tema, de lo contrario podría ser un desperdicio de tiempo el filtrado de ideas sin relevancia.

Distribución
Mientras más información tenga la gente que va a participar en el ejercicio, mejor encaminadas serán sus aportaciones. Por eso es muy importante la distribución de contenidos que generen el contexto adecuado para la discusión del tema

Amplificación
Por lo general las estrategias de IC se inician con un grupo reducido y controlado de personas, donde a manera de fase de pruebas se ponen a prueba los mecanismos de respuesta e intervención en caso de ser necesarios, así como el interés de las personas en el tema a discutir. Pero para lograr los resultados esperados es necesario incrementar el universo de gente sin perder de vista la segmentación que se determinó previamente.

Interpretación
Este podría ser el paso más tardado, pero también el más enriquecedor ya que es el momento donde se recopilan las opiniones y aportaciones de los involucrados y se debe dar una interpretación del contenido generado para sacar el mayor provecho posible.

Herramientas

En la actualidad hay varias herramientas para hacer ejercicios de Inteligencia colectiva, dos de ellas son de Google y se encuentran disponibles para que cualquiera las utilice.

Moderator
Esta plataforma permite generar series de temas que pueden ser públicas o privadas y es tan flexible que ofrece la posibilidad de que los mismos integrantes aporten ideas y sean ellos mismos los que voten y opinen sobre las que más les guste o consideren útil. Permite agregar links e incluso videos para complementar la discusión. Actualmente, Moderator es utilizado por universidades y gobiernos locales y federales en Estados Unidos y en México se empieza a utilizar en temas legislativos en la cámara de diputados.

http://www.google.com/moderator/

Existen muchos usos prácticos para la inteligencia colectiva, el reto para las empresas está en dar el salto y abrir sus proyectos para que personas ajenas a la nómina participen en la generación de ideas y propuestas.

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor.