Resignación

A mis 42 años, por fin entendí el significado de esa palabra que tanto se dice en un funeral: “resignación”. Hace poco entendí el por qué se dice y se le desea a quienes han perdido a alguien.

Este año he tenido que entender y tratar de lograr la tan ansiada resignación, que al final es más fácil desearla a otros, que aplicarla en uno mismo.

La resignación es ese proceso casi inalcanzable, donde debes aceptar que quien amas no va a regresar, es el punto donde sabes que no hay vuelta atrás; es ese momento cuando te das cuenta que tú sigues vivo y la otra persona ha muerto.

Resignación, es entender que la vida para los que seguimos aquí debe seguir, es lograr encontrar consuelo en lo que tienes aquí y ahora, es empezar a hablar de alguien en pasado, aferrándote a los recuerdos para que no se vayan.

Resignación, es atesorar pequeños momentos que en su momento fueron triviales, pero que hoy al recordarlos son como el dulce que le das a un niño cuando está llorando.

Resignación, es empezar a hacer planes, es volver a soñar con el futuro, sabiendo que alguien muy importante no será parte de ellos.

El 21 de mayo de este año, mi Papá me enseño con su partida, que lo importante en la vida no es lo que tienes, sino a quien tienes contigo. Hoy él ya no está físicamente aquí, ese día lo tuve que cargar con mis propios brazos para darme cuanta que se había ido para siempre, y aunque han pasado varios meses, en muchas ocasiones al visitar su casa, no pierdo la esperanza de que saldrá a saludarme, aunque después recuerdo que ya entendí lo que significa “resignación”.

Jefe, no estas aquí, no te puedo ver ni tocar, pero te sigo amando y te extraño, en verdad te extraño.

El decálogo para el manejo de crisis en Redes Sociales

Para quienes utilizan las Redes Sociales como instrumento para obtener de las marcas una respuesta más rápida a quejas es sin duda una gran ventaja, pero por su lado quienes administran estas redes, por lo general se ven inmersos en situaciones complejas que requieren de toda la preparación y experiencia posible.

En mi experiencia he podido determinar ciertos factores que pueden ayudar a sortear de la mejor manera una crisis en Redes Sociales, así que a continuación comparto el decálogo para el manejo de crisis en Redes Sociales.

Preparate
La mejor manera de enfrentar una crisis es estando preparado y para hacerlo e importante crear un manual de procedimientos ante situaciones de riesgo, donde a manera de ejemplos se describa el problema y las posibles soluciones para cada caso.
Dentro de la preparación es bueno conocer los alcances y responsabilidades de quienes administran las cuentas en Redes sociales, para saber que decir o a quien acudir de acuerdo a cada situación.

Investiga a fondo
Una queja es la manifestación pública o privada de un malestar o desacuerdo, por eso es bueno indagar un poco más para averiguar el origen real de lo ocurrido, antes de soltar soluciones o respuestas. Parte de la investigación puede ser averiguar quien es en la vida real el quejoso, a partir de ver sus perfiles y lo que publica en cada uno de ellos, para determinar patrones de conducta que nos permita entenderlo o al menos comprender sus motivos para manifestar la queja.

No mientas, ni tantito
Estamos en la era de la hiper-transparencia, donde el negar, rechazar o desestimar un hecho no es suficiente para dejar de ser señalado. Hoy vivimos un momento donde cualquier persona puede grabar, fotografiar o documentar algo y publicarlo incluso de manera anónima. Es mejor decir “no se” o “no tenemos información” a inventar algo que pueda complicar las cosas.
Si no se puede decir la verdad, es mejor no decir nada

Tómalo en serio
El manejo de comunidades en internet debe ser un asunto de toda la seriedad posible, ya que un Community Manager es el responsable de la comunicación oficial de una marca en Redes Sociales y dentro de esa responsabilidad está el cuidar y mejorar siempre la reputación de la organización. Cuando una empresa se toma en serio el trabajo, se nota en la manera de publicar, responder y sobre todo en la forma en que enfrenta las crisis, con cuidado y respeto.

Monitorea(monitoriza)
La mejor forma de evitar una crisis es lograr detectar a tiempo las señales de alerta, de ahí que el trabajo de monitoreo constante sea vital para encontrar en el momento adecuado algo que pudiera convertirse en un problema más adelante.
Herramientas gratuitas como Google Alerts, Topsy o Social Mention permiten monitorear de manera constante las conversaciones en Redes Sociales, así como publicaciones en blogs o en sitios de noticias.

No discutas
Entrar en discusiones de manera pública es la peor forma de enfrentar una crisis; en lugar de discutir la opción es buscar de manera directa y personal a los involucrados si es que consideramos que vale la pena enfrentarlos.
Al discutir públicamente en Redes Sociales se da pié para que personas ajenas a la situación opinen e intervengan, lo cual puede complicar las cosas aun más.

Valora las criticas
Es muy común ver empresas que ante la más mínima critica, rechazan y desestiman lo que se les dice, lo cual es un gran error ya que perdemos de vista el valor que tiene el saber lo que opina el público de nosotros como organización, aun cuando sea negativo.
Si una persona se toma el tiempo en escribir una critica o queja, es vital darle la importancia que merece, ya que aunque la forma no sea la más cómoda o agradable, el fondo es lo que importa y es en lo que debemos enfocarnos para encontrar realmente el problema.

No lo tomes personal
Por desgracia el seudo anonimato que brindan las Redes Sociales, llena de valor a algunos para hacer o decir cosas que en la vida real y de manera directa no se atreverían jamás. Este nuevo modelo de comunicación Marca-Consumidor, está planteando nuevas formas de interacción, donde las marcas se encuentran expuestas totalmente a la opinión pública, y desde el lado humanos de quien opera las redes, es muy fácil engancharse con las situaciones y tomarse como personales los señalamientos.
Si bien la pasión es buena, es mucho mejor ser objetivo y no perder la cabeza ante una critica, por más fuerte que sea. El mantener la cabeza fría, nos pone un paso más cerca de controlar la situación.

Elige tus batallas
Absolutamente todas las quejas se deben considerar y tomar en cuenta, pero no todas se deben responder de manera pública, ya que caeríamos en un abismo sin final y terminaríamos siendo rehenes de la situación.
Enfrentar una situación, no siempre significa hacerlo de manera pública, en la mayoría de las ocasiones las quejas o reclamos en Redes Sociales se atienden fuera de ellas para alejarnos de la opinión pública.

Pide ayuda
El manejo de crisis es un trabajo en equipo y requiere del mayor grado de colaboración posible entre los involucrados, de tal forma que el pedir ayuda a otros es parte de la solución.

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor

Estudio de Marketing Digital y Social Media 2014